7 ago. 2013

Ley de Servicios y Colegios Profesionales. Temporada 2 (2/2): de arquitectura, nada

Spain, 'everything' under the sun: ¡Alerta! #NOalaLCSP [mashup: JASM]
Ayer dimos una visión general del Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales (#LSCP - antes #LSP). Hoy concretamos lo que dice sobre arquitectura. Este post es la continuación de Algunas consideraciones generales (haz clic  aquí para leer la primera parte[English text coming soon, sorry] 

Respecto a la arquitectura

A raíz del contenido del documento, todo sigue en términos muy similares a lo que conocimos en diciembre del año pasado. La ley sigue sin hablar de arquitectura.

La ley está dividida en 2 partes: la que regula los colegios y la que regula los servicios profesionales.
1. Colegios: el anteproyecto es muy preciso en cuanto a lo que tiene que ver colegios. En el caso de arquitectos se continúa con la colegiación obligatoria. (Este asunto daría para una entrada completa)
2. Servicios profesionales: en cuanto a su regulación todo queda en manos de una futura "Comisión de Reforma de las Profesiones". En lo que nos concierne se hace mención específica a que queda por resolver las atribuciones profesionales en el ámbito de la ingeniería y la edificación. (¡Bingo!)

Dice el texto, en la página 6:
"Se crea un grupo específico que deberá realizar una propuesta relativa a las atribuciones profesionales en el ámbito de la ingeniería y la edificación manteniendo la vigencia de la normativa al respecto."
La noticia en la web del ministerio añade más información:
"Grupo de trabajo (...) presidido por el Ministerio de Fomento, podrá contar con la participación de las profesiones."
En ese punto estamos ahora. Y aquí queríamos llegar. (Átense los cinturones porque vienen curvas)


Nuevo episodio: el grupo de trabajo

Llama la atención el uso del condicional "podrá contar". Ni siquiera hay un compromiso firme de participación. (Abucheos al ministerio). Una vez más nos encontramos ante un proceso que se descalifica por si mismo. Supongamos que el ministerio no hará uso de esta posibilidad "malévola", sigamos entonces con dos cuestiones básicas acerca de este grupo:

¿Quién designa este grupo de trabajo?
¿Por quién estará compuesto?

Aquí creemos que debemos detenernos, y reflexionar también sobre este asunto. En el caso de los arquitectos, hasta ahora la interlocución con el ministerio ha sido a través del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) — porque así lo dictan los estatutos y se trata de una cuestión de ámbito nacional, como nos han recordado algunos Colegios, añadiendo que ellos individualmente no tienen línea directa con el ministerio. Así que las posibles cadenas de reclamación son estas, planteamos dos opciones teóricas:

Arquitecto sin colegiar → olvídate, nadie te representa, no cuentas. (Bueno no te olvides de mandar e-mail al ministerio con tus observaciones hasta el 16 de septiembre: serviciosprofesionales@mineco.es)

Arquitecto colegiado → ve a tu Colegio y reclama (importantísimo arrancar por la participación individual) → tu Colegio transmitirá y reclamará al CSCAE →El CSCAE transmitirá y reclamará al ministerio.

Desde que se tuvieron noticias de esta Ley, paralelamente e independientemente a la línea oficial, ha habido una línea alternativa de reclamación y contestación, en buena parte fomentada por el uso de las redes sociales: propuestas de acción de colectivos —ya sean arquitectos colegiados, sin colegiar o estudiantes, manifestaciones promovidas y organizadas desde asociaciones, acciones y opiniones individuales, iniciativas colegiales aisladas,... Los que participamos de esta línea a veces nos preguntamos: ¿alguien las atiende?
Los colegios, en mayor o menor medida, y el CSCAE las han ido recogiendo, a nivel informativo, y en cierto modo como apoyo a la movilización, pues en algunos casos han sido más visibles que acciones oficiales.

Creemos que ambas líneas deberían tener puntos de encuentro más potentes: ¿no es el momento para que las organizaciones colegiales den un paso más allá y hagan partícipe de la línea alternativa de la cadena oficial de reclamación? Nosotros creemos que sí.

Si esto no sucede así, ¿otra vez nos toca volver a confiar exclusivamente en la labor de los colegios, y especialmente en la acción unilateral del CSCAE, o yendo más allá en la de su presidente y el secretario? ¿Debemos los arquitectos seguir siendo fieles a una organización representativa que está en horas bajas de credibilidad entre el colectivo —aunque un anteproyecto de ley indique su obligatoriedad?

A estas últimas preguntas si vamos a responder desde esta humilde tribuna. Esperamos y reclamamos que no sea así. En primer lugar porque como ya muchos sectores claman los colegios sólo representan a los arquitectos colegiados y no a todos los arquitectos, y por extensión, no representan entonces a la arquitectura española. En segundo lugar porque una cuestión tan transcendental debería ser una oportunidad única en la que el colegio se acercara a los arquitectos.
Los colegios, cada colegio, y el CSCAE debería abrir la participación en ese grupo de trabajo. Esta apertura sólo es posible si desde ya el CSCAE arranca un proceso transparente, participativo y con agentes que representen la diversa realidad de los arquitectos, para formar esos posibles grupos de trabajo.



Usa este logo y difunde en redes sociales para decir ¡NO a la LSCP!
No olvides que el ministerio nos ha puesto una primera entrega: hasta el 16 de septiembre se pueden presentar observaciones al anteproyecto, convocatoria abierta a cualquier ciudadano, manda la tuya a: serviciosprofesionales@mineco.es [descarga aquí la convocatoria]

No hay comentarios: